La vivienda en alquiler seguirá siendo una inversión rentable